Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

miércoles, 21 de abril de 2010

Asamblea en la Universidad


Como si estuvieramos hablando de los años 70, ayer se celebró en el Aula Escalonada de la antigua Universidad de la calle de San Bernardo, en Madrid, hoy Escuela de Relaciones Laborales, una asamblea convocada dentro de las movilizaciones que se están celebrando en ese lugar durante la Concentración Permanente por la Justicia Universal.



El aforo fue incapaz de acoger a todos los asistentes al acto, muchos de los cuales deberion permanecer en pie o sentados en el suelo, incluso en la puerta de acceso a la sala.


Durante la hora y media que duró el acto pudimos escuchar intervenciones de Julián Rebollo, Víctor Díaz, Fedor Adsuar -miembros de nuestra Plataforma-, Armando López y Marcos Ana, así como de varias de las personas que asistieron como público.

En esas intervenciones, seguidas con emoción por los asistentes, se mezclaron recuerdos de los duros tiempos del franquismo con referencias indignadas a la situación que estamos viviendo. A la reivindicación de la creación de un centro memorial en el espacio de Carabanchel se unió la defensa de la actuación del Juez Baltasar Garzón en la causa que ha instruido el Tribunal Supremo contra él por posible prevaricación. Todos los participantes mostraron su repulsa a la penosa situación de la Memoria Histórica en nuestro país, animando al auditorio a la participación en las inminentes convocatorias de apoyo a la actuación del juez Garzón.

Quienes sufrieron directamente la represión no quieren verse condenados al olvido. Su historia, que es la nuestra, debe ser conocida y reconocida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario