Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

Siguenos en Twitter

Siguenos en Twitter
Como podéis comprobar, priorizamos nuestras publicaciones en Twitter, al ser un medio más directo.

miércoles, 23 de julio de 2008

Se constituye la plataforma “Por un centro para la paz y la memoria en la antigua cárcel de Carabanchel”

Solicitan la paralización del derribo de la antigua prisión y la conservación de los elementos más significativos del edificio.

Asociaciones vecinales, Organizaciones de defensa de la memoria histórica de la lucha antifranquista y personas de diversos ámbitos sociales y culturales han formado una plataforma unitaria con un único objetivo: La creación de un CENTRO PARA LA PAZ Y LA MEMORIA EN LA ANTIGUA CÁRCEL DE CARABACHEL.

Lo que persiguen es que no se destruya en su totalidad la que fue una de las cárceles más emblemáticas de la represión franquista, por donde pasaron la mayoría de sus presos (al tener un módulo de preventivos). Entre sus rejas se encarceló, vejó, torturó y asesinó a miles de presos, por sus ideas políticas o sindicales, por sus preferencias sexuales o víctimas en general de los humillantes y antidemocráticos códigos y leyes represivas. No fue el único lugar, pero sí de los más tristemente conocidos nacional e internacionalmente.

A semejanza con otros países que sufrieron los rigores de regímenes dictatoriales, se quiere reconvertir parte de la cárcel de Carabanchel, fundamentalmente el panóptico y parte de la estructura estrellada, para crear un centro histórico-cultural que permita, entre otras cosas, la revitalización cultural de la zona, convirtiendo a esta parte del sur en un referente cultural e histórico de la ciudad, además de ayudar con ello a devolverle parte de la dignidad que perdió en épocas anteriores, donde el barrio tan sólo fue sinónimo de represión y no de inquietud histórica, cultural e intelectual como este proyecto tiene la posibilidad de hacer.
Frente a los planes especulativos que el Ministerio del Interior tiene de derribar toda la vieja estructura de cárcel para vender pisos, y no dejar más rastro de aquel centro que un simple monolito, consideran que la memoria y reparación de los que allí padecieron la represión franquista durante largos años, se merece algo más que un simple monumento, pues de lo que se trata es de que las generaciones venideras no olviden nunca lo que pasó y no debe volver a repetirse. Y destacan además la cicatería ministerial cuando la mayor parte del terreno de la antigua cárcel quedará gestionado por Interior, tanto para dependencias propias, como para la venta especulativa del suelo.
Por todo ello exigen que se mantengan en pie algunos de los elementos emblemáticos de la antigua cárcel, como puede ser la cúpula central y galerías, para convertirlas en este centro de la paz y la memoria que reclaman, tal y como prometió el propio PSOE en la campaña electoral de hace un año, y que parece haber olvidado. Y para que esto sea posible, el Ministerio del Interior DEBE paralizar el proceso de derribo que ha licitado recientemente.

Madrid, 22 de Julio de 2008

1 comentario:

Pilar dijo...

Veo que habéis puesto fotos mías de la cárcel de Carabanchel. Gracias por mirarlas y elegirlas.
Todavía estoy subiendo más.

A ver si con esto se me da un empujoncito jaja.

Publicar un comentario