Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Y el primer Memorial ha sido dedicado a...

Como habéis podido comprobar, llevamos exactamente SEIS MESES INACTIVOS en el blog (no así en otras redes sociales). No es que no tuviéramos información para compartir, no se ha tratado de eso. Hemos querido mantener fijado, como primera entrada, el comentario en el que os transmitíamos nuestro convencimiento de que no será Carabanchel el lugar escogido por el Comisionado de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid para la ubicación del futuro Museo de la Memoria (o como se quiera denominar) de la ciudad, en el caso de que se materialice la anunciada creación de ese espacio.

De esta forma, pretendíamos que quienes entrasen a nuestro blog, se encontrasen esa nota, dada la importancia de esa decisión [que no llega]. 

Hasta ahora. Ya han pasado seis meses, siete desde la reunión que mantuvimos con miembros del comisionado en el que planteamos claramente nuestra apuesta por Carabanchel. No, no es que se conozca ya la decisión adoptada por el Comisionado del Ayuntamiento. Tampoco disponemos de información nueva sobre este asunto.

Creemos que YA ESTÁ BIEN de esperar. Es más, durante estos meses, se han producido otros hechos que nos hubiera gustado compartir con vosotros a través de este blog. Y alguno de ellos han sido lo suficientemente significativos de lo que nos espera...

Lo que vamos a comentar sucedió hace varias semanas, el 19 de octubre. 

Ese miércoles de octubre se inauguró en la ciudad de Madrid el monumento "PATRIA", un hito "En memoria de los héroes de la Revolución y Lucha por la Libertad húngara de 1956" (texto literal grabado en una de las placas de ese monumento). La obra se encuentra en un lateral del parque existente en la calle de Sofía y muy próximo -de ahí su ubicación- a la calle de Budapest, en el distrito de San Blas.


La construcción de este memorial ha sido sufragada por la Embajada de Hungría en España. En marzo de este año, su "concesión" fue propuesta por el Grupo Municipal del Partido Popular en el consistorio. Algunos concejales de Ahora Madrid se ausentaron durante la votación de esa iniciativa, que fue aprobada por unanimidad de quienes permanecieron en el Pleno.

Pincha en la imagen para acceder a la web del PP

Siete meses después, la propuesta se ha convertido en realidad. 


Durante la ceremonia de inauguración del memorial fueron depositadas coronas de flores como homenajes ofrecidos por la propia Embajada de Hungría, por el Senado y el Congreso de Diputados, así como por el Ayuntamiento de Madrid. 

Más relevante aún fue el alto nivel de las delegaciones oficiales presentes. Lógicamente, hubo participación de la propia embajada y ciudadanía húngara. En cuanto, a la parte española, no conocemos si hubo senadores en el acto, pero, por las informaciones publicadas, sabemos que asistieron miembros del Congreso y, de manera destacada, un buen número de concejales, encabezados por la propia Alcaldesa, Manuela Carmena. También del grupo municipal de Ahora Madrid, acudió Rita Maestre. 

No menos bajo fue el perfil de los concejales de la oposición: Esperanza Aguirre (Partido Popular) y Purificación Causapié (PSOE), ambas portavoces de sus respectivos grupos que completaron su representación con Isabel Rosell y Mercedes González. Igualmente, por parte de Ciudadanos, acudieron las concejalas Sofía Miranda y Ana Soler. Todo esto en un miércoles laborable por lo que podemos entender que las autoridades presentes se encontraban plenamente dentro de su cometido y horario de trabajo institucional.

Conscientemente, no vamos a entrar en la congruencia de ese monumento...

Lo que nos sorprende e indigna es que sea ese el PRIMER memorial en el que colabora, de forma oficial y práctica, la actual Corporación madrileña. La agilidad en la tramitación de permisos, la cesión del terreno del parque público donde se sitúa y, sobre todo, esa notable y representativa delegación asistente, contrastan con la indiferencia, cuando no el desprecio, con el que son tratados los miles de represaliados -de todo tipo- de nuestro país por parte de algunos de los políticos asistentes a San Blas y por otros destacados miembros de sus partidos. 

No podemos olvidar que, cuando se derribó Carabanchel, en 2008-2009, el plan urbanístico elaborado y todavía en vigor, proponía la instalación de "un monumento, una estela, una sencilla placa debe simbolizar nuestro recuerdo y homenaje a quienes tanto dieron para que, todos, alcanzásemos finalmente la condición de ciudadanos negada, también a todos, por tanto tiempo". Es decir, en el caso de mayor generosidad, se levantará lo mismo (un monumento) que han erigido en aquel distrito. Por supuesto, además, cualquiera que pase por el solar de la antigua cárcel comprobará en qué ha quedado aquel compromiso entre el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Madrid.

Parece claro que se ha considerado más urgente responder positívamente a la propuesta de la Embajada de Hungría que a cumplir la miserable promesa hecha HACE OCHO AÑOS a las víctimas de Carabanchel y, por extensión, a las víctimas españolas. 

Lo que es innegable es que, a partir de octubre de este año, cualquier posible memorial que se ubique en el futuro en la ciudad no podrá ya evitar ser calificado como POSTERIOR y SECUNDARIO respecto del existente en la calle Budapest.

Es más: Estamos seguros que ninguno de esos hipotéticos monumentos o placas conseguirá reunir un consenso tan amplio como el concitado ahora. Y, desde luego, ni en los mejores sueños o en las peores pesadillas, contarán, en el momento de su inauguración, con una representación institucional tan distinguida. 

Madrid continúa siendo la Ciudad sin Memoria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada