Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

lunes, 11 de marzo de 2013

La presión ciudadana consigue paralizar el derribo...

...de un tramo del Muro de Berlín.

Hace unos días, saltó a los medios informativos la noticia de que un constructor alemán, Maik Uwe Hinkel, había decidido levantar un bloque de viviendas en las inmediaciones de una de las secciones del muro de Berlín que permanece en pie. El proyecto contemplaba la apertura de un acceso al futuro inmueble a través de un tramo del simbólico muro, que comenzó a ser desmontado.

accede a la noticia en El País

El atropello al patrimonio histórico, social y emblemático de la ciudad alemana fue respondido con manifestaciones ciudadanas y acciones a través de las redes sociales. Como consecuencia de estas protestas, el empresario ha decidido paralizar el proyecto y plantearse alternativas que no afecten en absoluto al monumento.

Ahora que nuestros responsables oficiales obedecen los dictados de Alemania y ponen como modelo ese país en lo referente a severidad económica y social, deberían igualmente considerarlo como un ejemplo de consideración a la ciudadanía. Parece que allí, no sólo los representantes elegidos en las urnas, sino incluso los promotores privados se inclinan ante la opinión pública y respetan las propuestas de los movimientos sociales.

Si Carabanchel, con todo su acervo histórico, hubiera estado ubicada en Berlín, ¿habría sido derribada por el gobierno alemán? Descabellado pensar esto, ¿verdad?

Lamentablemente, de unos años para acá, la distancia social con Europa parece aumentar. Pero no son ellos quienes se separan; somos nosotros los que nos alejamos en todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario