Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

domingo, 14 de junio de 2015

Yolanda González... tras 35 años.

Hoy es un día de sensaciones agridulces. Esta mañana hemos asistido al acto de homenaje a Yolanda González, vecina de estos barrios, asesinada hace más de 35 años.

El acto ha consistido en asignar el nombre de Yolanda a la denominación oficial de unos pequeños jardines, existentes desde hace varios años, en las proximidades del que fue su último domicilio, en la calle de Tembleque, en Madrid. Para oficializar esa denominación, el Ayuntamiento de Madrid ha dispuesto la colocación de una señal estándar similar a las instaladas en numerosas calles y lugares de la ciudad.



No ha faltado emotividad al homenaje, en el que han participado, entre otros intervinientes, Asier, el hermano de Yolanda, y alguno de sus compañeros de lucha en aquellos primeros años de la transición democrática. Las actuaciones musicales han contribuido, en buena medida, a incrementar esa emoción (nunca agradeceremos bastante ese acompañamiento siempre desinteresado).

En el aspecto positivo, también es de destacar que el acuerdo de la Junta Municipal por el que se aprobó la dedicación de ese espacio a la memoria de Yolanda fue -caso extraño- aprobado por TODOS los partidos políticos del ayuntamiento de Madrid.

...

Entonces, ¿por qué ese contrapunto amargo?

Porque, lamentablemente, que, tras treinta y cinco años, no se haya conseguido siquiera que se instalase, además, un pequeño monolito o una sencilla placa en ese lugar, sigue dando idea del poco reconocimiento oficial que se otorga a las víctimas del "otro terrorismo". Como proponía uno de los intervinientes, se debería incluir, al menos, un cartel explicativo de quien fue Yolanda y cuáles fueron los hechos que justifican su recuerdo.

Que la iniciativa aprobada haya tardado dos años en materializarse, y que esa materialización haya consistido en la simple instalación de una indicación municipal tipo, también parece indicar escaso interés por realizar este acto.

No menos importante es el dato de quienes han sido los impulsores del mismo. Parece ser, y así lo están destacando ellos mismos a través de las redes sociales, que la iniciativa partió de los miembros del grupo municipal socialista de la Junta Municipal de Latina. Que quienes callaron -siendo benévolos- o, más bien, jalearon el derribo de la histórica Cárcel de Carabanchel por una arrogante decisión de su partido, ahora promuevan este homenaje, nos deja la duda de si esa actuación corresponde a un sentimiento verdadero o fue por el contrario, en su día, una estrategia con fines electorales.

Los próximos meses, apasionantes por la irrupción de nuevas formaciones en el panorama político, nos lo aclararán. Ya sabéis que la experiencia nos hace ser muy escépticos. Ojalá nos equivoquemos.