Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

domingo, 26 de abril de 2015

La Estipulación Cuarta

Cuando en junio de 2008, el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Madrid firmaron un Protocolo de Intenciones para el desarrollo urbanístico de los terrenos de la Cárcel de Carabanchel, desde las formaciones políticas que dirigían entonces esas instituciones (PSOE y PP, respectivamente), se multiplicaron los elogios al contenido supuestamente positivo de ese acuerdo. 


Obviando que toda la zona era [y es] de propiedad pública, hacían hincapié en que la catalogación de la parcela en el Plan General de 1997 permitía destinar la totalidad del suelo a la construcción de viviendas, excepto la parte de cesión obligatoria al municipio que, por Ley, debería realizarse (el veinticinco por ciento de la superficie). 

Con el punto de partida de aquel nefasto plan de urbanismo, cualquier incremento o POSIBILIDAD DE INCREMENTO del área cedida podría publicitarse como un beneficio para la ciudadanos. ¿Por qué remarcamos lo de "posibilidad de incremento"? Pues porque, en el acuerdo firmado se aumentaba el espacio concedido SÓLO SI SE CUMPLÍAN CIERTOS REQUISITOS. 


Protocolo de intenciones firmado en junio de 2008

Así, dos parcelas, (1) la ocupada por el actual CIE-Comisaría de Latina (14.335 m2) y (2) la que ocuparía un posible centro de formación de funcionarios penitenciarios (2.543 m2), PODRÍAN pasar también a ser patrimonio de la ciudad de Madrid. 

Protocolo de intenciones firmado en junio de 2008

También se reconocía y SE ADMITÍA que esa cesión "superaba, de manera significativa, las inicialmente previstas para el ámbito". 

Ni que decir tiene que esa HIPOTÉTICA mejora fue alabada y resaltada por quienes defendían la bondad del proyecto urbanístico. Desde el prestigioso urbanista que llevó a cabo el correspondiente Plan de Reforma hasta el Portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento ensalzaron la "generosidad" [sic] mostrada por el Ministerio del Interior que, dicho sea de paso, les permitía edulcorar el pelotazo urbanístico y descalificar a quienes nos oponíamos al mismo, al restregarnos por la cara, como hecho consolidado, el posible traspaso de esas dos parcelas. 

El protocolo firmado se materializó en un Convenio Urbanístico, FIRMADO en abril de 2009, cuya Estipulación Cuarta especificaba claramente "la Adjudicación al Ayuntamiento de Madrid" de las dos parcelas, SPS -servicio público- y EES -educación- junto con las del ¿futuro? hospital (ESS) y equipamiento básico (EBB). 

Convenio urbanístico firmado en abril de 2008

El trámite siguiente, el correspondiente Plan Parcial de Reforma Interior, recogió literalmente el Protocolo y Convenio firmados y fue aprobado en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid del 28 de abril de 2010, con la habitual DESESTIMACIÓN DE LAS ALEGACIONES PRESENTADAS. 

Pues bien, tras más de seis años de inactividad total y el consiguiente abandono del solar, el Ministerio del Interior, aunque sigue utilizando la parcela (y el edificio) del CIE y no ha consumado la cesión de ni un metro cuadrado, parece haberse cansado de su "generosidad". 

Si el acuerdo firmado entre Rubalcaba y Gallardón fue anunciado a bombo y platillo, con convocatoria y rueda de prensa posterior en la sede del Paseo de la Castellana incluidas con presencia de destacados representantes de sus partidos, el pasado mes de julio de 2014, el Ministerio, de forma totalmente discreta, reclamó que se modificase substancialmente aquel compromiso. 

Alegando que el proceso de gestión urbanística aprobado "viene estando bloqueado hasta el momento por los términos de [...] las cesiones a efectuar al Ayuntamiento", SOLICITA que los dos terrenos antes citados "NO SERÁN OBJETO DE ENTREGA, NI CESIÓN AL AYUNTAMIENTO". 

Propuesta de modificación (julio 2014)

Esta modificación tan grave (supone el 10 por ciento del total del solar de la cárcel) pasó totalmente desapercibida. 

Ahora, el Ayuntamiento la incluye entre los diversos y controvertidos proyectos urbanísticos que LE URGE DEJAR APROBADOS antes de las próximas elecciones municipales y autonómicas. Por eso, sometió al trámite de información pública la propuesta de modificación, en el BOCM del 6 de marzo de 2015. Eso sí, el texto de la propuesta sólo se podía examinar personándose en una dependencia municipal [¡Toma ya, transparencia!]. 

Por esa misma urgencia, presentó y aprobó la propuesta en el pleno de la Comisión de Urbanismo el pasado viernes 24 de abril y será inevitablemente ratificada en el Pleno del Ayuntamiento del próximo martes, día 28. 

Propuesta para el Pleno del 28 de abril de 2015

Es decir, aquella cesión "generosa" del Ministerio del Interior se queda en NADA. Únicamente se traspasará al Ayuntamiento la superficie MÍNIMA exigida por la actual Ley del Suelo. 

Setenta y cinco años de existencia y actividad casi ininterrumpida de la cárcel de Carabanchel, en los que incluimos su actual y vergonzoso uso como centro de concentración de extranjeros, han supuesto no sólo un estigma para los que habitamos en la zona; también se ha hurtado a los vecinos la posibilidad de destinar TODOS esos terrenos a equipamientos positivos en estos barrios saturados de viviendas y faltos de instalaciones verdaderamente necesarias. 

Por supuesto, no esperamos que el partido que dirige actualmente Gobierno Central, Comunidad y Ayuntamiento tenga un mínimo de sensibilidad en este tema y considere que sería razonable compensar a los distritos de Carabanchel y Latina (y por extensión a toda la ciudad de Madrid) por la larga permanencia de la siniestra prisión. Era de esperar. 

Lo que nos parece lamentable es que aquellos que tanto cacarearon la excelencia del convenio firmado ni siquiera hayan divulgado la confabulación entre Ministerio y Ayuntamiento. ¿Acaso han llevado a cabo alguna mínima oposición a este plan? La aprobación en la Comisión de Urbanismo de la modificación planteada "transcurrido el plazo de información pública, SIN QUE SE HAYAN FORMULADO ALEGACIONES" parece indicar que les ha pillado cantando en Tele 5.