Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

jueves, 23 de agosto de 2012

¿Nuevos usos para Carabanchel?

Como todos sabéis, el futuro de los terrenos donde se encontraba la cárcel de Carabanchel sigue estando sin definir. Después de más de tres años y medio desde su arrasamiento, ahora echan la culpa a la crisis para justificar que no hayan hecho nada en ese solar ni tengan previsto hacerlo. Era algo que, ya en 2008, muchos presagiábamos que pasaría mientras que, tanto desde el PSOE como desde el PP, se aplaudía la urgente demolición vendiendo a los cuatro vientos las magnificas dotaciones que -de manera inminente- íbamos a poder disfrutar los vecinos de la zona.

Nada.

Bueno, nada no. Parece ser que, poco a poco, van encontrando una finalidad a ese espacio. 

Si os asomáis por la entrada del CIE (¿o ya lo han rebautizado como CECE para disimular hipócritamente su naturaleza?), podréis observar una serie de vehículos de alta gama aparcados delante del vergonzoso resto de la puerta original de la prisión. Son vehículos confiscados por la policía en diferentes operaciones contra organizaciones de delincuentes que, a la espera de una posible subasta, se deterioran allí a la intemperie. Nota al margen: No se os ocurra hacer fotos de ese lugar ya que podríais tener problemas con los agentes allí destinados por... por... pues porque sí ya que ahora resulta que molestan las fotos (cuando desmantelaron ilegalmente durante meses y meses las instalaciones de la histórica cárcel no pusieron ningún impedimento).


Y si esto ocurre en la zona donde se ubicaba el acceso a la desaparecida penitenciaría, algo similar podréis observar en el lugar donde se encontraba el Hospital Psiquiátrico Penitenciario. Actualmente, allí se acumulan centenares de tuberías a la espera de su instalación en las zanjas que están abriendo a lo largo de la Avenida de los Poblados. Suponemos que este depósito de materiales de obra sí contará con la autorización del Ministerio del Interior.

¿Acaso serán estos los nuevos usos que pretenden dar al abandonado solar?