Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

domingo, 31 de julio de 2011

Carta abierta a Mercedes Gallizo (con copia a...)

Excelentísima Señora Doña Mercedes Gallizo Llamas, Secretaria General de Instituciones Penitenciarias – Ministerio del Interior – Gobierno de España

Ilustrísima Señora:

Nos dirigimos a usted para poner en su conocimiento una información recientemente publicada con el ruego… ¡perdón!, queremos decir con la sugerencia de que la haga seguir a los miembros de su gabinete que evaluaron los daños estructurales de la antigua cárcel de Carabanchel.

Sí, estamos seguros que usted lo recuerda. Nos referimos al Arquitecto, al Ingeniero Industrial y al Ingeniero de Caminos a los que usted encargó, tras su compromiso con los miembros de nuestra plataforma durante  aquella tensa reunión con usted y otros altos cargos de su Departamento, el 15 de octubre de 2008, el estudio de la posibilidad de conservación de una mínima parte del histórico complejo.

Fue aquel eficiente equipo de técnicos altamente cualificados que, en dos días, fueron capaces de analizar las tensiones, inclinaciones, deformaciones, torsiones, cargas, estado de las estructuras, de calibrar telemetrías, de valorar desplazamientos y finalmente concluir que debido al deterioro, muy agresivo e incontrolado, de la totalidad de las instalaciones, era imposible salvar el espacio correspondiente al centro de vigilancia (la famosa cúpula).

Pues bien, la información que solicitamos que transmita a esos técnicos se refiere a un ejemplo de lo que se puede conseguir, en el siglo XXI, combinando arquitectura e ingeniería.

http://foros.acb.com/viewtopic.php?f=60&t=409958&start=600
El pasado 16 de julio, se procedió, por parte de la empresa española LKS (http://www.lks.es), a levantar, desplazar más de 100 metros y depositar en una nueva ubicación el conjunto de la cúpula del Pabellón Buesa Arena, de Vitoria. Una enorme grúa fue utilizada para trasladar ese entramado lenticular hasta depositarlo sobre un arquitrabe compuesto de 36 columnas en el que se creará una nueva instalación pública.

www.elcorreo.com
http://cmotequedas.blogspot.com/2011/07/un-ovni-en-vitoria.html
Le adjuntamos algunas fotografías que explican por sí solas, mejor de lo que lo podamos hacer nosotros, la operación realizada. También les incluimos enlaces a la noticia, publicada en distintos medios informativos.


www.elcorreo.com
www.elcorreo.com
Como usted misma comprenderá, esta maniobra resultó infinitamente más compleja que cualquier actuación alguna de apuntalamiento o reparación que pudiera haberse llevado a cabo en Carabanchel, y que fue considera imposible por su grupo de especialistas.

Ya antes del lamentable derribo, la opinión de esos expertos de su departamento quedó totalmente rebatida cuando, desde el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, se afirmó con rotundidad que era posible la rehabilitación, tanto técnica como económica o social, […] considerando que en la actualidad la arquitectura se encuentra en disposición de dar una respuesta muy positiva a este reto, aplicando los criterios más respetuosos de la rehabilitación.

El próximo 2 de agosto, si las condiciones meteorológicas no lo impiden, se procederá al izado de una nueva estructura aún mayor a más de 30 metros de altura y que techará la instalación deportiva ahora ampliada. Puede ser una buena oportunidad para que sus técnicos recapaciten sobre lo que era posible o imposible realizar en Carabanchel y actualicen su leal saber y entender.

De nada.

jueves, 21 de julio de 2011

1.000 días sin Carabanchel

21 de julio de 2011 - 20:50 horas.

En estos mismos momentos se cumplen exactamente 1.000 días desde el inicio de la demolición de la cúpula de la cárcel de Carabanchel. Aquella agresión contra la historia, la cultura y el diálogo pretendió ser justificada por algunos alegando que «la urgencia del derribo permitiría que cuanto antes los vecinos pudiesen disfrutar de los futuros servicios de lo que era la antigua prisión de Carabanchel».




A todos esos que, hace 1.000 días, apoyaron aquel despropósito y la precipitación con la que fue ejecutado, les dedicamos la siguiente fotografía, tomada hace apenas unos minutos en la que nos podrán indicar dónde están esos equipamientos.

viernes, 15 de julio de 2011

Compañeros de la izquierda, rectifiquen.

De repente, en medio del sopor del verano, alguien lanza unas palabras que nos emocionan. Sucedió ayer en el Congreso de los Diputados. No añadimos nada. Solamente transcribimos las palabras de Joan Tardà. Gracias, compañero.


Señorías, hace pocos días este diputado republicano, conjuntamente con los compañeros Gaspar Llamazares, Nuria Buenaventura, Joan Ridao y Francesc Canet, así como con todos ustedes, rindió homenaje en este Parlamento a las víctimas del terrorismo. Creemos que es una obligación del Estado reconocer y reparar a las víctimas de la violencia y nos congratulamos por ello, por eso firmamos la proposición de ley que dio lugar a esta ley, pero creemos que deben ser reconocidas y reparadas todas las víctimas. El día del homenaje, el presidente Bono dijo aquí: Nadie muere mientras no se le olvida, pero la indiferencia es tan dura como el olvido. Pues ustedes hoy tienen en sus manos hacer posible que centenares de ciudadanos víctimas de la violencia del Estado y de grupos fascistas durante los años de la transición no mueran para siempre, reclamando que también sean reconocidos.

Señorías del Partido Popular y señorías del Partido Socialista, ustedes han decidido hoy —salvo que hoy también rectifiquen— consagrar la existencia de dos clases de víctimas y ello es inadmisible y vergonzante.

Agustín Rueda Sierra,
Martí Marcó Barcella,
Gustau Muñoz del Bustillo,
Jordi Martínez de Foix,
Vicente Antón Ferrero,
José Luís Aristizábal,
Miguel Arregui,
Ignacio Arregui,
María Asensio,
Francisco Aznar,
Juan Acaso,
Tomás Alba Irazusta,
José Alcazo,
Salomé Alonso Varela,
Manuel Álvarez Blanco,
Francisco Javier Ansa,
Joaquín Atismasvere,
Liborio Arana,
Miguel Arbelaiz,
María Paz Armiño,
Victoria Arranz,
Juan Barandiarán,
Alfonso Bárcena,
Romualdo Barroso,
Jorge Benayas,
Ana Barrueta,
Javier Benavides,
María Bravo,
Ángel Calvo,
José Luís Cano,
José Casabany,
Jorge Caballero Sánchez,
Vicente Cuervo,
Miguel del Caño,
Luís Cobo Mier,
Gladis del Estal,
Teófilo del Valle,
Pancho Egea,
José Escribano,
Luis Elizondo,
Jesús Etxeveste Toledo,
José España,
Emilio Fernández,
Jesús Fernández Trujillo,
Gustavo Frechen Solana,
Manuel Fuentes Mesa,
Pacífico Fica Zuloaga,
José Fraguas Fernández,
Ursino Gallego,
José Manuel García,
Sebastián García García,
Andrés García Fernández,
Severiano García,
Ricardo García Pellejero,
Juan Carlos García,
Yolanda González Martín,
Carlos González Martínez,
Miquel Grau Gómez,
Bartolomé García Lorenzo,
Rafael Gómez Jáuregui,
Valentín González Martínez,
Antonio González Ramos,
Domingo Gutiérrez Delgado,
Serafín Holgado,
Manuel Iglesias,
Carlos Idígoras,
Aniano Jiménez Santos,
Emilio Larrea,
Gregorio Marichalar Ayestarán,
Emilio Martínez,
Pedro Martínez Ocio,
Valeriano Martínez,
José Luís Montañés,
Carmelo Montoya,
Antonio Mariscal,
Manuel Medina Ayala,
Norma Menchaca,
Martín Merquilanz,
José Muñoz,
Juan Mañas,
Luís Montero,
Juan Muñiz,
Daniel Niebla,
José Nuin,
Elvira Parcero,
Bienvenido Pereda,
Arturo Pajuelo Rubio,
Joan Peñalver Sandoval,
Valentín Pérez,
Juan Pozie,
Ignacio Quijela,
Amador Rey,
Ángel Rodríguez,
José Rodríguez,
Arturo Ruiz García,
Gabriel Rodrigo,
Germán Rodrí guez,
Luis Santamarina,
Isidro Suspeguerri Aldako,
Felipe Sagarna Ormazabal,
Javier Sahuquillo,
Salvador Sampedro,
Carlos Sandise Corta,
Manuel Santacoloma Velasco,
Vicente Vadillo,
Javier Verdejo,
Jesús Zabala,
Jesús Zubigaray

…y muchos más ciudadanos y ciudadanas, todos han sido víctimas de la violencia política de los años de la transición; personas muertas en las calles de Barcelona, de Ferrol, de Vitoria, de Valencia, en tantas y tantas manifestaciones por los derechos y las libertades; muertos en las playas de Almería, muertos en Carabanchel, muertos en las laderas de Montejurra y en tantos lugares que presenciaron la inmolación de hombres y mujeres por nuestras libertades.

Señorías, las víctimas de aquellos años de la transición hoy serán olvidadas, como olvidadas sí, como olvidadas —¡Señor Zapatero, mire, por favor!— fueron otras. Este es el retrato del olvido: Salvador Puig Antich. (El señor Tardà i Coma muestra su fotografía). Hoy no se reconocen las víctimas del terrorismo de Estado, no se reconocen las víctimas de los grupos fascistas durante los años de transición, de igual manera que no han querido reconocer en la Ley de la Memoria otras víctimas de unos años —pocos, muy pocos— anteriores, como Salvador Puig Antich. Y esto es una vergüenza. ¿Se imaginan ustedes que pierdan las elecciones y vuelva la derecha? (Varios señores diputados: ¡Hala!—Grandes protestas.)

El señor PRESIDENTE: Silencio, por favor. (Continúan las protestas.)

El señor TARDÀ I COMA: ¿Se imaginan ustedes?

(Protestas.—La señora Durán Ramos pronuncia palabras que no se perciben.)

El señor PRESIDENTE: Silencio, por favor. Un momento, señor Tardà. Señora diputada, el orador tiene el mismo derecho a pronunciarse con libertad que a ser contradicho, pero del modo que establece el Reglamento. Exactamente así. (La señora Durán Ramos pronuncia palabras que no se perciben.) Así es, señora diputada. Adelante, señor Tardà.

El señor TARDÀ I COMA: Decía: ¿Se imaginan ustedes que pierdan dos elecciones y que el Partido Popular, la derecha, gobierne ocho años? ¿Se lo imaginan? (Rumores.—Un señor diputado: Eso va a pasar.) Es decir, vamos a plantearnos… (Continúan los rumores.—Un señor diputado: ¡Qué cara tiene!)

El señor PRESIDENTE: Adelante, señor Tardà.

El señor TARDÀ I COMA: ¿Vamos a plantearnos la injusticia del olvido en el año 2020? ¿Puede ser esto posible? ¿Es o no es el mismo dolor de las madres y de la misma sociedad? ¿Una persona, un joven, un ciudadano español muerto ejerciendo sus funciones de guardia civil en una acción terrorista es un dolor distinto —no digo solo de las madres o de las familias, sino de la misma sociedad— que el dolor de un joven muerto en las playas de Almería también a manos de un guardia civil? ¿No es el mismo dolor? ¿Cómo puede ser posible eso hoy aquí, cuando afirmamos que por mucho que hagan los Estados, por mucho que hagan las democracias en favor de la reparación de las víctimas siempre será poco? Por esto, nosotros estamos al lado de todas las víctimas, de todas las víctimas. Y no comprendemos, presidente Zapatero, no comprendemos que hoy ustedes aquí no sean capaces en el año 2011, en el núcleo del mundo democrático, donde la democracia es no solamente un valor de civilización sino incluso una delicatessen, de entenderlo. ¿Cómo es posible que seamos capaces de consagrar dos tipos de víctimas? En nombre de la fraternidad y el fortalecimiento de los valores democráticos les pedimos, por favor, compañeros de la izquierda, que rectifiquen.

miércoles, 13 de julio de 2011

Escuchar, Hacer, Explicar (no nos lo creemos)

Ya sabemos cuáles son las bases de la política del nuevo candidato del PSOE a la Presidencia de Gobierno: ESCUCHAR, HACER, EXPLICAR. La noticia de que este partido haya elegido un sustituto para intentar recuperar la confianza de los millones de electores que han perdido no debería ser motivo de análisis por parte de los que mantenemos esta página.

Pero es que el elegido no ha sido otro que Alfredo Pérez Rubalcaba., el actual Vicepresidente del Gobierno, Ministro del Interior y responsable máximo del asolamiento de la histórica cárcel de Carabanchel. Y nos indigna ver y oír que ahora este señor pretende, en un una desesperada maniobra progresista y como guiño al 15M, "escuchar, hacer, explicar" a los ciudadanos para determinar cual será su política como futuro presidente. 


Mucho nos hubiera gustado, don Alfredo P., que hace tres años nos hubiese querido ESCUCHAR. Como contábamos en la anterior entrada de este blog, se ha cumplido recientemente ese periodo desde que un grupo de personas nos concentramos a la puerta de su Ministerio, después de haber sido desalojados la noche anterior, para protestar por el penoso acuerdo firmado por el Alcalde de Madrid y usted mismo. Pero mientras invitaba a la prensa y a los concejales de los distritos inmediatos a la antigua prisión, tanto del PP como de su propio partido, en la calle nosotros pretendíamos que usted o alguien de su departamento nos recibiera, para que pudiera ESCUCHAR de primera mano cual era nuestra opinión sobre el atropello social, histórico, patrimonial y urbanístico que iban a cometer. Mucho más tiempo se cumple de las múltiples manifestaciones, algunas de las cuales con asistencia de miembros de su partido y cercanas a la sede de su Ministerio, en las que solicitábamos que alguien, desde su Departamento, nos recibiera. Pero no, usted no quiso ESCUCHAR.


Igualmente nos hubiera gustado, don Alfredo P., que, unos meses más tarde, allá por octubre de 2008, usted su hubiera dignado HACER un gesto. Un pequeño gesto, un nimio esfuerzo que hubiera supuesto que se mantuviera en pie la enormemente simbólica cúpula de la penitenciaría. Esa cúpula que representaba solamente el 0,7 por ciento de la superficie del terreno y que, como quedó demostrado durante las obras de demolición, habría aguantado perfectamente en pie. Pero tampoco fue posible. Sin HACER caso a los ciudadanos, a los antiguos presos, a las asociaciones de memoria histórica, a los investigadores, a los catedráticos, a los arquitectos, incluso a algunos miembros destacados de su partido, usted decidió arrasar absolutamente todo el extraordinario e histórico conjunto arquitectónico. No se dignó HACER nada para aplazar al menos la demolición nocturna hasta que hubiera una urgente y breve discusión sobre la viabilidad y conveniencia del mantenimiento de esa pequeña, pero muy significativa, parte de Carabanchel. No, usted tampoco quiso HACER.


Asimismo, ahora nos dice que va EXPLICAR. Pues mire, don Alfredo P., podría empezar por EXPLICAR a los vecinos de estos barrios, por qué su Ministerio todavía no ha cedido la pequeña porción de terreno -menos de la cuarta parte de la superficie total- que se comprometió a traspasar al Ayuntamiento de Madrid para que este organismo lo transfiriera a su vez a la Comunidad de Madrid para la construcción del mínimo hospital que previeron. ¿Acaso tres años es un intervalo escaso para llevar a cabo este trámite administrativo? Y ya puestos, también podría EXPLICAR cuál fue el motivo por el pretendieron engañar a la opinión pública al afirmar que la totalidad de los edificios del histórico centro penitenciario estaba en ruina. Y, a lo mejor, dentro de su aparente conversión a la transparencia informativa, podría igualmente EXPLICAR las causas por las que el Ministerio de Cultura no se pronunció nunca sobre este tema, a pesar de estar obligado por Ley a responder a la solicitud presentada de declaración de Bien de Interés Cultural. Podría EXPLICAR igualmente por qué su Partido cambió radicalmente sus promesas y propuestas para el futuro de Carabanchel por el pelotazo urbanístico que pretenden consolidar. Y, finalmente, tal vez le parezca conveniente EXPLICAR por qué, dos años y medio después de que las excavadoras terminasen su trabajo, no se haya construido nada en el solar.

Don Alfredo P.: Usted no va a EXPLICAR nada respecto de lo que habría que HACER en Carabanchel porque no le dio la gana ESCUCHAR.

En definitiva, no intente convencer ahora a aquellos a los que despreció. NO LE CREEMOS.