Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Arbeit macht frei



Conmoción.

Informativos de todo el mundo se están haciendo eco de la noticia del robo del letrero que, hasta la noche del pasado 18 de diciembre, presidía la entrada principal del Campo de Concentración de Auschwitz, en el sur de Polonia.

Desde nuestra modesta asociación, lamentamos este atentando contra la Historia y esperamos la pronta recuperación de este elemento tan simbólico, ícono de este lugar, Patrimonio de la Humanidad desde 1979.

También queremos reflexionar sobre la respuesta oficial de los dos países más directamente implicados en la historia de Auschwitz. Polonia y Alemania han respondido inmediatamente a la ofensa, destinando numerosos policías a la investigación, ofreciendo recompensas por cualquier información y realizando exhaustivos controles fronterizos para evitar la desaparición del letrero.

Estas iniciativas para intentar recuperar este símbolo se corresponden con la política de conservación que mantienen estos dos países respecto de su Memoria Histórica. Ya desde 1947, Auschwitz es un museo mantenido y administrado por el Ministerio de Cultura de Polonia y, como ejemplo, la semana pasada, Alemania se había comprometido a conceder una ayuda de 60 millones de euros para la conservación del campo.

Otra muestra clara es el comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán: «Alemania, consciente de su responsabilidad histórica, apoya la conservación de Auschwitz como museo y lugar de recuerdo de las víctimas del nazismo». Toda una declaración de intenciones por parte de un país que considera que su vergonzoso pasado debe ser recordado y conocido.

Por supuesto que Auschwitz no es Carabanchel, pero resulta muy significativo comprobar el diferente tratamiento que de la historia reciente hacen gobiernos de derechas (Polonia y Alemania son dirigidas por partidos claramente "conservadores") y el gobierno español, autocalificado como "progresista".

Mientras los dirigentes centroeuropeos consideran una profanación el robo de una pequeña parte de su patrimonio histórico, el expolio de Carabanchel continua llenando de satisfacción a nuestros políticos.

Nota: La silueta de la reja, superpuesta a la Cárcel de Carabanchel, pertenece al campo de concentración de Sachsenhausen, en las cercanías de Berlín, conservado igualmente como Museo.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Celda 211: Zamora - Madrid


Fotografía publicada en www.celda211.com

«Gracias a Instituciones Penitenciarias, tuvimos a nuestra disposición un penal cerrado desde hacía doce años que el equipo artístico estuvo devolviendo a la vida durante meses de desescombro y reconstrucción».

Este párrafo, copiado literalmente, se puede leer en las Notas del Director de la película “Celda 211”, recientemente estrenada y en la que se ha utilizado como plató la abandonada Prisión Provincial de Zamora.
Ya nos hubiera gustado a nosotros que, desde Instituciones Penitenciarias, se hubieran mostrado dispuestos, no ya a ceder una mínima parte de Carabanchel para que fuera desescombrada y reconstruida como solicitábamos y como ha ocurrido en Zamora, sino a mantener un simple diálogo, una objeción, una duda, una consulta a organismos independientes sobre el destino que esperaba a los históricos edificios de la prisión madrileña.

La indignación que nos produce el doble rasero de Instituciones Penitenciarias se acrecienta aún más con la coincidencia temporal de los acontecimientos. Mientras se preparaba el rodaje de la cinta en Zamora, otra película muy diferente y real se desarrollaba en Carabanchel.

Viendo la película (por otra parte, excelente y muy recomendable), no encontraremos ningún espacio tan impresionante como los ya desaparecidos de Carabanchel, aunque algunos elementos nos harán evocar el añorado recinto: El edificio central –similar a la Cúpula de la Peseta-, las galerías (en una escala muy reducida), las escaleras de sección curva que desde el centro de vigilancia descienden al sótano circular del panóptico, la red anti-suicidios, las garitas de control de los accesos a las galerías, los cristales translucidos de las ventanas…

Aunque lo que más nos recordará a Carabanchel será una frase que, en un momento álgido del film, pronuncia uno de los protagonistas, advirtiendo a otro de los personajes, sobre la persona que, en la ficción, es designada por el Ministerio del Interior para negociar:
«Esta gente no tiene palabra».

martes, 1 de diciembre de 2009

La capital de la Memoria Histórica de España es...

¡¡¡ SALAMANCA !!!

«Por el magnífico proyecto cultural y museístico del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca». Esta es la razón por la que los herederos del excepcional fotógrafo Agustí Centelles han decidido vender la extraordinaria colección de fotografías de su padre al Ministerio de Cultura.

Últimamente se han sucedido las noticias de cesiones y ventas de diversos e importantes legados históricos al Ministerio de Cultura, organismo que ha decidido su archivo (¿y exposición?) en el Centro de la Memoria Histórica de Salamanca.

¿Por qué el Ministerio de Cultura ha elegido esa ciudad para albergar la sede de tan importante Museo?

- ¿Para intentar que el Presidente del Gobierno sea, al fin, “profeta en su tierra”? (es el único Presidente de la democracia que no “arrasa” en las distintas Elecciones celebradas en la Autonomía de la que procede).

- ¿Será para «compensar» la devolución de los famosos "papeles de Salamanca" a la Generalitat de Catalunya? (los votos son los votos y pronto habrá Elecciones Municipales y Autonómicas)
- ¿Acaso para «premiar» su pasado durante la Guerra Civil, en la que el acontecimiento más conocido de los que allí ocurrieron fue la famosa y accidentada conferencia de don Miguel de Unamuno?

No, no hay que ser malpensados. Basta asomarse por la página del Ministerio de Cultura para entender la justificación de la ubicación en dicha ciudad del Centro de Documentación de la Memoria Histórica: «Su ubicación en Salamanca se debe a que durante los primeros años del conflicto en esta ciudad fijó su sede el Cuartel General de Franco» [sic].

Contrasta el entusiasmo dedicado a esa ciudad (con la correspondiente inversión en la construcción o adaptación nada menos que de tres diferentes sedes -en la misma ciudad- por parte del Ministerio de Cultura, a lo que habría que añadir la conservación intacta de la antigua prisión y su reconversión en Museo de Arte Moderno “Domus Artium”) con el desprecio mostrado por ese Ministerio a las peticiones realizadas durante las semanas previas a la demolición de Carabanchel.

¿Van a venir algún día a visitar Carabanchel como nos prometió que haría en unos días -si tenía tiempo- el Subdirector General de Patrimonio Histórico? (y ya ha pasado más de un año).

Pronto nos anunciarán que la actual e inaccesible Biblioteca de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias pasará a ser, por arte de eufemismo, el Centro de Recuperación de la Memoria Democrática (¿Penitenciaria?) de Carabanchel y vendrán a hacerse la foto con los correspondientes discursos en que tratarán de vender el significado de esa Biblioteca de Prisiones para el recuerdo y el homenaje a la historia de Carabanchel.

¿Habrán respondido para entonces -como les exige la Ley de Patrimonio Histórico, en su Artículo 10- a la solicitud de declaración de Bien de Interés Cultural que presentamos hace más de un año?

Mientras tanto, parece que el cambio de titular en el Ministerio de Cultura no refleja un cambio de actitud. Prueba de ello son las declaraciones de doña Ángeles González-Sinde, realizadas durante una reciente visita a la ciudad.

Entre ellas destaca una frase: "Salamanca es DE NUEVO la capital de la memoria de España" (enlace a la noticia: pincha aquí).

Por cierto: ¿Alguien sabe qué quiso decir con «de nuevo»?