Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

miércoles, 18 de febrero de 2009

¿Ha infringido Instituciones Penitenciarias la Ley de Protección de Datos?

Como muchos vosotros pudisteis comprobar durante los meses en que la cárcel estuvo abierta, en las galerías y pabellones de la misma, se podían encontrar, hasta el mismo día de su cierre, documentos, cartas, agendas, radiografías, etc. en las que figuraban no solo datos de internos, sino también de los funcionarios, abogados, personas que enviaron paquetes a los presos e incluso quienes les visitaban de forma “normal” o hasta “vis a vis (utilizamos la terminología usada en los propios documentos recogidos).

Este sorprendente hecho llevó a varias asociaciones de vecinos a denunciar la situación a la Agencia Española de Protección de Datos hace ya un año (el 19 de febrero de 2008), aportando alguno de esos documentos encontrados. Pues bien, una vez realizada por dicho Organismo la comprobación de que tales documentos son auténticos, han emitido una resolución de “INICIO DE PROCEDIMIENTO DE DECLARACIÓN DE INFRACCIÓN DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS a la SECRETARÍA GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS”.

Destacamos los párrafos que, creemos, son más significativos:

«Los representantes de INSTITUCIONES PENITENCIARIAS manifiestan no tener conocimiento del hallazgo de la documentación descrita … y desconocen el procedimiento por el que pudiera haber sido obtenida, dado que tras la clausura y traslado de documentación no debería permanecer ningún tipo de información personal de los internos en las instalaciones.»

«Los inspectores de la AEPD comprobaron que en el Documento de Seguridad en el que se detalla las medidas de seguridad adoptadas … para impedir cualquier acceso o recuperación posterior de la información almacenada …, no consta procedimiento para la destrucción de documentación que se deshecha.»

«INSTITUCIONES PENITENCIARIAS no ha facilitado a la AEPD documentación que pueda acreditar las instrucciones dictadas a los responsables del Centro Penitenciario MADRID-1 para el traslado de archivos y, en su caso, destrucción de documentos…»

«Los hechos expuestos podrían suponer infracción, por parte de la SECRETARÍA GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS, del artículo 9.1 de la LOPD…»

«Los hechos expuestos podrían suponer infracción, por parte de la SECRETARÍA GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS, del artículo 10 de la LOPDDicha infracción aparece tipificada como grave en el artículo 44.3 g) de dicha norma»

«Por lo tanto, de acuerdo con lo señalado,

Por el Director de la Agencia Española de Protección de Datos,
SE ACUERDA:
1. INICIAR PROCEDIMIENTO DE DECLARACIÓN DE INFRACCIÓN DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS a la SECRETARÍA GENERAL DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS con arreglo a los dispuesto en el artículo 46 de LOPD, por presunta infracción de los artículos 9 y 10 de dicha norma, tipificadas como graves en los artículos 44.3.h) y 44.3.g) de la citada Ley Orgánica»

Accede al documento completo (pdf)

Exigimos de nuevo al Gobierno la construcción de un Centro por la Paz y la Memoria en el único edificio que sigue en pie de la cárcel de Carabanchel



El Gobierno de la nación, en un acto de cobardía incalificable, derribó por la noche el elemento más significativo de la antigua cárcel de Carabanchel, su cúpula central, donde se proponía la creación de un centro por la paz y la memoria de la represión franquista. Este derribo sorprendió, no sólo por la forma de hacerlo, a escondidas y con riesgo para los trabajadores, sino porque todo indicaba que finalmente se iba a conservar, como habían solicitado importantes voces e instituciones españolas.

Como ya se anunció en anteriores comunicados, la Plataforma por un Centro por la Paz y la Memoria en la cárcel de Carabanchel continúa su lucha hasta que se cumpla este objetivo, que es irrenunciable y de justicia para todas las personas que sufrieron la represión del régimen franquista.

El Ministerio del Interior ha querido borrar, a toda prisa, los restos de aquel simbólico edificio, haciéndose cómplice de quienes quieren que se olvide la criminal historia de la dictadura padecida en este país.

Pero no ha derribado toda la antigua cárcel. Permanece todavía en pie el pabellón del hospital penitenciario, en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: Los inmigrantes sin papeles.

Por ello la Plataforma, en coherencia con su planteamiento, y ante la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que se destine esta dependencia para el Centro que reclama, y para conseguirlo continuará realizando actividades informativas y de sensibilización de la opinión pública, como será la colocación de un gran MEMORIAL en su recinto que tendrá lugar el domingo 19 de abril en un acto de participación popular.

Además esta plataforma acometerá un trabajo de recopilación de todos los materiales que existan relacionados con la cárcel de Carabanchel, para lo que hace un llamamiento a la colaboración de todas las personas que pueden aportar algo: documentos, testimonios, imágenes, etc. Los fondos que se consigan formarán parte del futuro Centro que se constituya.

jueves, 12 de febrero de 2009

Las mentiras de Carabanchel (suma y sigue)


El 17 de noviembre del pasado año publicábamos una entrada en este mismo blog en la que hacíamos una amarga comparativa entre la nueva cúpula de Ginebra y la ya arrasada cúpula de Carabanchel. Afirmábamos que la urgencia de la demolición de Carabanchel venía impuesta para evitar la coincidencia temporal con la inauguración de la obra de Ginebra, dada la similitud física de ambas arquitecturas.

No conocemos la sala de Ginebra, y aunque, por la fotografías, no nos parecía tan grande el volumen del recinto, fundamentamos la analogía de ambas construcciones en los datos aportados por los más importantes medios de comunicación. En esos medios, basándose en las notas oficiales, se citó repetidamente que la superficie de la cúpula de Ginebra era de 1.400 metros cuadrados.

Pues bien, ese dato no es cierto. Transcribimos el texto explicativo que figura en la exposición «El mar de Barceló» que podéis contemplar en Caixa Forum de Madrid:

El soporte de la obra de Miquel Barceló es una cúpula de 934 metros cuadrados”. Es decir, muy inferior en altura (14 metros en Ginebra por 25 metros en Carabanchel) y –ahora lo sabemos- de menor superficie (934 metros cuadrados en Ginebra por 1.100 metros cuadrados en Carabanchel). Conclusión: también desde el valor arquitectónico era más notable la cúpula de la cárcel.

Seguimos preguntando: ¿Es justo arrasar Carabanchel y al mismo tiempo despilfarrar más de 6 millones de euros de dinero público en un edificio de Suiza?

domingo, 1 de febrero de 2009

El mayor crimen arquitectónico de la España contemporánea.

Queremos compartir con vosotros unos párrafos seleccionados de un artículo publicado en número 121 de la prestigiosa revista "Arquitectura Viva":

El viernes 24 de octubre de 2008 no hubo descanso al final de la jornada: a eso de las nueve de la noche la cúpula fue atacada por la zarpa de acero, y empezaron a caer los primeros fragmentos de aquella prodigiosa cáscara de hormigón. De nada sirvieron los gritos indignados de los vecinos, que asistían impotentes al mayor crimen arquitectónico de la España Contemporánea.
Este "cupulicidio" suposo la destrucción de la cáscara de hormigón más grande de España, y puede que no hubiera en todo el mundo un ejemplo, con la misma técnica, comparable al de la antigua cárcel de Carabanchel.

¿Qué Alianza de las Civilizaciones vamos a promover desde Ginebra si no somos capaces de asumir en casa nuestra propia memoria histórica? ¿Cómo vamos a proyectar al mundo otra cosa que no sea "arte midcult" cuando ignoramos la calidad arquitéctonica y artística verdadera que tenemos más a mano?

¿No es esa farsa estética de la cúpula de Ginebra la otra cara, inevitable, del derrumbamiento moral que ha supuesto la caída de Carabanchel?