Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

martes, 12 de agosto de 2008

Carta al Ministro Sebastián recordando sus compromisos en la campaña electoral de 2007

Estimado señor Sebastián:

Las vecinas y vecinos de los distritos de Latina y Carabanchel llevan más de quince años reivindicando que los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel sean utilizados en su integridad para la construcción de equipamientos sociales de los que tan necesitados están estos dos distritos madrileños que suman más de 500.000 habitantes.

Pero la lucha vecinal y de otras organizaciones de expresos y de defensa de la memoria histórica no se queda ahí, pues la cárcel de Carabanchel es un lugar emblemático de la represión que sufrieron miles de españoles víctimas de la cruel dictadura franquista; por este motivo hay un clamor popular para que parte de la antigua estructura, como la cúpula central, se mantenga y se dedique a centro por la paz y la memoria, no sólo del pasado, sino proyectado al futuro de la humanidad.

En lo sustancial todas estas demandas quedaron recogidas en el programa electoral que Partido Socialista de Madrid presentó en las pasadas elecciones municipales y autonómicas en Madrid, y así fue presentado por el Sr. Simancas y Vd. mismo a las puertas de dicho centro.

No debemos olvidar que, aunque el PSM no ganó las elecciones locales de 2007 en Madrid, el centro penitenciario y el terreno donde se levanta son propiedad del gobierno de la nación, y por tanto a él compete decidir el destino final de los mismos.

Por este motivo estamos muy sorprendidos con el protocolo que su gobierno ha firmado recientemente con el alcalde de Madrid, Sr. Ruiz Gallardón, en un sentido diametralmente opuesto a las promesas que su partido realizó en su momento y que, como decimos, es posible, y de justicia, cumplir.

Por todos estos motivos, y por haber sido precisamente el candidato a la alcaldía que defendió ese programa, y pertenecer hoy al gobierno de quien depende el futuro de los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel, es por lo que solicitamos su mediación, y poder ser recibidos para tratar directamente de este asunto.

En nombre de la Plataforma de asociaciones vecinales y memorialistas que se ha creado con este fin, y a la espera de ser atendidas nuestras peticiones, reciba un atento saludo.